Vacunas
Todos los niños deben de ser vacunados para protegerlos contra algunas enfermedades infecto-contagiosas.  En las visitas regulares que deben de hacerse con el Puericultor, éste les orientara sobre la necesidad de las vacunas tradicionales, vacunas especiales y sobre el surgimiento de nuevas vacunas que vienen a proteger a su hijo.

Las vacunas son producidas a partir de los mismos virus o bacterias y tienen la capacidad de estimular el sistema inmunológico del niño, para producir anticuerpos contra las enfermedades que estos microorganismos causan.  Una vez vacunados, en caso de que el niño entre en contacto con estos virus o bacterias, su sistema inmunológico los reconoce y los elimina para evitar la enfermedad.

Algunas vacunas pueden causar reacciones, que en general son leves y de corta duración, mas o menos de 48 a 72 horas.  Las mas comunes son fiebre, dolores de cuerpo y/o del área donde fue puesta, y estas reacciones pueden ser disminuidas con el uso de analgésicos, antipiréticos a criterio de cada medico.   Reacciones mas graves son extremadamente raras.  Siempre recuerde que las enfermedades causan mucho mas problemas que las vacunas.

Existen algunas vacunas que son administradas en dosis única, pero la mayoría de ellas exigen que se dé una o más dosis de refuerzo, para que tengan un efecto protector eficaz y duradero.  Si su hijo perdió alguno de los refuerzos no es necesario iniciar nuevamente el esquema de la vacuna, pero si es importante no atrasar más estos refuerzos para que el efecto de la vacuna sea el deseado.

Los esquemas de vacunación pueden ser muy variables dependiendo el país y el lugar a donde se acude a vacunación, las vacunas que no son parte del calendario gubernamental, son también muy útiles y tiene que ser discutida su aplicación  con el puericultor,  quien va a tomar en cuenta diversos factores para decidir cual vacuna y cual esquema se adecua a su hijo.



Derechos de los Niños para su sano Crecimiento y Desarrollo